30 / 01 / 2018 by IDW

Uber Eats es una poderosa fuerza motriz en el mercado actual de entrega de alimentos. La entrega de alimentos hoy es un espacio competitivo, con Amazon, DoorDash y muchos otros grandes jugadores en el juego tratando de asegurar un lugar en el mercado. Desde su introducción, Uber Eats ha mantenido un modelo de negocio competitivo e innovador que ha trastornado el mercado de entrega de alimentos. Al mismo tiempo, los restaurantes que se han asociado con Uber Eats han experimentado un crecimiento significativo, al tiempo que obtienen acceso a las importantes capacidades logísticas y a la recopilación de datos que ofrece Uber Eats.

Para los comercializadores de marcas, el acceso a Uber Eats ha demostrado ser difícil en algunos casos. Uno de los obstáculos más importantes que enfrentan los comercializadores de marca es el proceso de selección al que se enfrentan los restaurantes y los food trucks cuando solicitan una asociación con Uber Eats. Comprender los desafíos únicos de acceder a Uber Eats requiere una mejor comprensión de cómo opera Uber Eats.

Uber Eats se inició a finales de 2014 como un intento de Uber de compartir el viaje para aventurarse en el mercado de entrega de alimentos. La transición entre los dos fue relativamente simple en el papel, ya que poseían un gran grupo de controladores. La fuerte presencia de Uber en los mercados urbanos hizo que la transición fuera aún más atractiva, ya que un sistema urbano de distribución de alimentos podría entregar alimentos de forma más rápida y sin interrupciones. Uber Eats comenzó siendo pequeño, ofreciendo al principio opciones de menú limitadas en algunas ciudades. El potencial dentro del mercado fue rápidamente evidente. Uber Eats capitalizó su impulso inicial, expandiendo su presencia en una aplicación independiente y una experiencia de usuario diferente en 2016. La versión actual de Uber Eats ha sido desarrollada y pulida, ofreciendo a los clientes potenciales fotografías de alta resolución de opciones de menú, un modelo de precios competitivo, y tiempos de entrega de 30 minutos o menos.

Además de crear una experiencia de compra más atractiva, Uber Eats también comenzó a trabajar más estrechamente con los restaurantes con los que se asociaron. Uber Eats trabaja con los restaurantes para maximizar su crecimiento potencial mediante el uso de un servicio de entrega de alimentos. Este es un proceso completo y continuo, donde los elementos del menú están diseñados para ser más amigables con la entrega, y se aplica una mejora del proceso a cada aspecto de la preparación de alimentos para reducir los tiempos de cocción, garantizando tiempos de entrega rápidos y precisos. Además de esto, Uber Eats ofrece a los propietarios de restaurantes acceso a su propio portal que contiene el software de análisis de Uber Eats, que recopila y presenta datos sobre cada aspecto de sus operaciones de entrega de alimentos. Estos datos se pueden usar para generar ideas para las vías de crecimiento continuo.

Con el fin de mantener el dominio en el mercado, Uber Eats ha seguido un camino de exclusividad en sus ofertas. En lugar de simplemente trabajar con cualquier restaurante, Uber Eats ha abordado sus asociaciones con restaurantes como una inversión en un flujo de ingresos continuo. Esto incentiva a Uber Eats a asociarse con restaurantes que son capaces de adaptarse a trabajar con un servicio de entrega de alimentos que prioriza la eficiencia y exige una alta calidad constante.

Si bien Uber Eats ha mantenido un enfoque relativamente exclusivo para la entrega de alimentos, los comercializadores de marcas aún pueden capitalizar su crecimiento explosivo. Uber Eats se expande regularmente a nuevas ciudades, creando oportunidades continuas para que los marketers de la marca tengan acceso a Uber Eats. Al mismo tiempo, los desafíos inherentes a la estructura de Uber Eats permanecen. Uber Eats ha demostrado que prioriza los favoritos locales, los restaurantes y los camiones de comida que ofrecen un producto rápido, asequible y popular. Sin embargo, las ventajas de ganar entrada superan con creces los obstáculos del proceso de solicitud para muchos. Las capacidades logísticas masivas de Uber Eats les permiten a las empresas asociadas crear una nueva fuente de ingresos potencialmente muy lucrativa. Las capacidades de recopilación de datos de la aplicación Uber Eats les brinda a los negocios socios información valiosa sobre áreas en las que pueden buscar la mejora de procesos, impulsar una mayor eficiencia y reducir los costos operativos. Además, Uber Eats permite a las empresas asociadas acceder a una base de consumidores diferente a la de sus clientes sin cita previa. Esto, junto con su presencia en la aplicación, brinda a los negocios asociados una ventaja sobre los competidores a través de una mayor exposición a una amplia gama de clientes potenciales. En última instancia, la decisión de asociarse con Uber Eats puede ser una estrategia inteligente para algunos comercializadores de marcas que buscan acceder a un mercado exclusivo y en expansión.